Vida activa

Prevención del trastorno por atracón en niños

Los niños nos escuchan y nos observan. Sus padres y el resto de familiares, que es con quienes los niños tienen un mayor vínculo emocional, son un ejemplo a seguir tanto para lo bueno como para lo malo.
Y para muestra… un botón: cuando yo era pequeña a mi madre se le cayó del tendedero un calcetín y fue a parar al piso de abajo, y me mandó tocar a la puerta para ir a buscarlo. Cuando la vecina abrió, me quise asegurar de que había tocado el timbre de la puerta correcta y le pregunté si ésta era la familia que vivía justo debajo de nosotros. Pero no usé estas palabras. Utilicé el mote despectivo que en mi familia se usaba para designar a la familia de abajo, que era conocida por nosotros por tener comportamientos un poco extravagantes. No fue muy agradable la bronca que me echó mi madre cuando le expliqué cómo había recuperado el calcetín, pero yo solo me limité a copiar lo que había escuchado tantas y tantas veces!! Sigue leyendo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneBuffer this page
diagnóstico del trastorno por atracón

¿Por qué cuesta tanto pedir ayuda y llegar al diagnóstico del trastorno por atracón?

Vamos a ver algunos de los motivos por los que puede que cueste tanto tiempo llegar al diagnóstico del trastorno por atracón, y en consecuencia, a su tratamiento.

 

Ha sido el gran desconocido dentro de los trastornos alimentarios.

Aunque es el trastorno de la conducta alimentaria más prevalente, hasta hace relativamente poco ha sido el gran desconocido, tanto por la población general como por la comunidad médica no especializada. Hasta el 2013, en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV), el trastorno por atracón estaba incluido en un cajón de sastre  dentro de los Trastornos de la Conducta Alimentaria No Especificados (TCANE). En el DSM-V, este trastorno ya se eleva a una categoría diferente dentro de los trastornos de la conducta alimentaria. Este trastorno suele requerir ayuda médica multidisciplinar, y a veces, aunque el paciente esté dispuesto a recibir ayuda, el médico que le ha atendido en primera instancia puede que no lo derive a la unidad correspondiente por desconocimiento. Sigue leyendo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneBuffer this page